Encontrar pareja influenciados por la demanda

Si atendemos a los convencionalismos, encontrar pareja siempre fue algo orgánico, natural, para nada forzado. Pero mira, todo ha cambiado muchísimo y la vida de hoy no es la de los sesenta. Como todos nos hemos vuelto un poco locos con la tecnología, te voy a contar lo que pienso sobre todo este galimatías que tenemos montado en España y en el mundo.

encontrar pareja

Internet, la demanda y el amor

El hecho de que todo esté tan medido en internet -hablo de visitas, clics, tracking, cookies…-, propicia que los dueños de lo material sean más conscientes que nunca de su valor. Imagínate que una señora tiene una casa en alquiler y que cada día le llegan decenas de mensajes de inquilinos potenciales. La señora es consciente de que su casa está muy demandada y por tanto sube el precio. Así es como funcionan las cosas.

Con el amor pasa algo parecido. Si yo fuera una chica que quiere encontrar pareja y recibiera decenas, si no cientos, de mensajes en una aplicación de ligar, me daría cuenta de que no podría salir con cualquiera. Que tendría que salir con gente bien posicionada, con un hombre que me diera seguridad y que fuera atento y bueno conmigo. Si tengo a tantos interesados en mí, ¿por qué iba a salir con un calzonazos?

Me gusta SugarDaters 😉📘

Cómo era encontrar pareja antes

Antiguamente, las relaciones interpersonales eran muy distintas. Claro que las chicas guapas tenían muchos pretendientes, pero dudo mucho que llevaran la cuenta. Era una intuición, no una cifra definida como sí lo es hoy. Si una joven recibe 53 mensajes en una web de citas, ahí hay un número variable dependiendo de la persona y de los que le escriben.

Y es verdad, porque es innegable, que en otros tiempos había habladurías y que la sociedad señalaba, por ejemplo, a las madres solteras o a las chicas que salían con muchos hombres. Pero no debemos olvidar que la mayoría de las parejas se conocían en un entorno familiar, de amistad, de cercanía. Vamos, amigos de amigos, gente del pueblo, del pueblo de al lado, etc. Hoy es bien distinto, ya que cualquiera podría salir con gente de incluso otros países y a distancia. Casi nada.

Quiero sugar

Esto no es un problema

Mira, sé que lo que estoy describiendo es peliagudo y que puede sonar a que estoy cabreado con el mundo porque no me como un colín. Pero no es verdad. Estoy siendo sincero, muy honesto con mi punto de vista y creo que con la verdad. La red ha convertido esto de encontrar pareja en una cuestión de oferta y demanda y, por tanto, creo que la transparencia debería ser nítidamente expuesta.

Si el hecho de que una chica tenga tantos pretendientes le hace ser ultraselectiva, por mí no hay problema. Si el número de mensajes recibidos -o seguidores, me gusta… lo que sea- es un baremo para determinar su estatus en comparación con otras chicas, pues vale. Lo que no me gusta es que esto sea negado por determinadas personas.

Insultar a una mujer que busca un hombre con dinero es machista

Un Sugar Daddy que quiere encontrar pareja en SugarDaters recibe en sus primeras semanas un buen montón de mensajes. Se entiende que un Sugar Daddy tiene una buena posición social y que, por tanto, esto es un valor diferencial que hace aumentar su demanda. Yo no tengo ningún problema con esto, lo único que pido es que la sociedad reconozca que a las mujeres sí les gustan los hombres con dinero, con propiedades, con empresas, con buenas carreras y buenos sueldos. Esto NO ES MALO. Es honestidad, es la verdad.

Tan verdad como que a los hombres nos gustan los pivones que son sugerentes con nosotros.

¿Qué te parece este artículo? ¿he meado fuera de tiesto o estás de acuerdo?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *