Insultar a una mujer que busca un hombre con dinero es machista

No podemos negar que los prejuicios nos deterioran. Es inevitable dejarse llevar por el chismorreo popular y los cotilleos siempre se han extendido como una mancha de aceite. En España sabemos mucho de esto, así que intentaré explicar por qué desprestigiar a una mujer que busca a un hombre con dinero es machista.

SugarDaters es la mejor web para encontrar una cita sugar

Micromachismo, macromachismo, mercuriomachismo y lo que se te ocurra

Que si sujetarle la puerta a una mujer es machista, que si mirar a una mujer por la calle es opresión, que si no decir «todos y todas» es discriminatorio, que si el hecho de que no haya un 50% de mujeres en todo es control patriarcal… el feminismo sigue con su traqueteo de señalamiento al hombre por el hecho de serlo.

mujer busca hombre dinero
Estará salvando a la princesa

No resulta extraño, por tanto, que el sugardating sea también señalado por este lobby organizado como una señal de control patriarcal sobre la mujer. ¿La verdad? Que las mujeres independientes, las que de verdad rompen los estereotipos, no votan a estos movimientillos del tres al cuarto. ¡Sorpresa!

La mujer que busca un hombre con dinero no es una mujer sucia

Es incomprensible que, en una sociedad abierta, tolerante y plural, haya personas que se refieran al sugardating con términos turbios. No se dan cuenta de que, haciéndolo, están llamando sucias a aquellas mujeres que tienen citas sugar. La mayoría de los perfiles en SugarDaters son SugarBabies y no, no son sucias, sino usuarias que buscan una pareja determinada.

SugarDating: ¿qué es? En este artículo te lo explicamos con detalle, ¡por si no lo sabías!

En España nos referimos constantemente a otras democracias que consideramos «avanzadas», como Dinamarca, país donde nació SugarDaters y donde tiene una base de usuarios muy sólida. Además, hoy es posible contactar con las personas que más nos interesan y dar el braguetazo, sean cuales sean las razones. Así que antes de demonizar a nadie, debemos pensar si no somos nosotros los que debemos cambiar.

Pero femilonguis, ¿no había que acabar con los prejuicios?

En el pasado, el feminismo intentó enseñarnos muchas cosas relacionadas con el lenguaje. Inculcó una serie de recomendaciones que todas y todos podemos incluir en nuestra manera de hablar. Por ejemplo, ya casi no se habla de deportes de nenas y la prueba está en el destacado apoyo que, afortunadamente, el deporte femenino ha experimentado recientemente.

SugarDaters: la web para dar un braguetazo

Pero el empeño de romper con los estereotipos se ve coartado cuando se habla de una mujer que busca a un hombre bien posicionado en la escala social, o cuando éste quiere salir con una mujer más joven que él. Curiosamente, las mismas femilonguis que reclamaban el fin de los prejuicios son ahora las mismas que demonizan el sugardating, a las SugarBabies y a los SugarDaddies.

Hay una marcada contradicción en todo esto. Si el feminismo lucha por la independencia de la mujer y las SugarBabies lo son por iniciativa propia, ¿cómo es que el feminismo siente tanta tirria hacia el sugardating? Debería, precisamente, valorarlo positivamente por ser una prueba fehaciente del poder de decisión de la mujer.

¿Sabes lo que es un acuerdo sugardating?

Feminismo contradictorio que no va a ninguna parte, más allá de la discriminación y la criminalización del hombre, haga lo que haga.

Ma-dre-de-Dios

Esta mujer busca un hombre con dinero, ¿y qué?

Marisa tiene claro que no quiere salir con un calzonazos. Ha tenido bastantes experiencias negativas a lo largo de su vida y tiene claro que solo saldrá con caballeros que le aporten seguridad. Uno de sus anteriores novios estuvo viviendo de los ingresos de ella durante meses incluso después de terminar la relación. «¡Nunca Mais!» decidió.

Y el caso de Marisa se repite y se replica por todo el país. Ella es una mujer que busca a un hombre con dinero y no se arrepiente de ello. Sus pasadas parejas le salieron rana y tuvo que decir «hasta aquí hemos llegado», ella vale un montón y los chicos no supieron apreciarla. ¿Qué tienes tú que criticar de eso?

En SugarDaters encontrarás personas con tus mismos intereses

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *