Sugar Baby Madrid: chulapas y sugarpapas

No vamos a empezar un artículo sobre Sugar Baby Madrid cantando un chotis, sentimos decepcionarte. ¡Nos encantan los topicazos! Pero hombre, aún nos queda algo de imaginación. De todas formas, si buscas una media mandarina con la que ir a cenar a uno de los restaurantes más molones de la capi, no andas desencaminado.

💖💖 ¿Buscas una Sugar Baby madrileña? Date de alta en SugarDaters 🍨🍨

sugar baby madrid
Si te sigues acercando a mí, desde luego que lo será

No todas las Sugar Baby en Madrid son gatas

Y no me refiero a las peludas de uñas largas. Bueno, ahora que lo pienso algo de eso también hay xD pero ya me entiendes. A mí me gustan con el pelo largo siempre y cuando sea el de la cabeza. Eso sí, en la capital de España hay de todo y las ligonas no son una excepción 👱‍♀️👩‍🦱👩‍🦰

Y si quieres saber más, en este artículo te contamos la distribución de perfiles sugar a nivel nacional

Pero esto de ser gata y tal es, para mí, una tontería. No me va a gustar una Sugar Baby de Madrid porque sus padres nacieran a orillas del Manzanares. A mí que me perdonen, pero las chicas me gustan por lo que me gustan y, si no tienen mucho pelo en la cuevita de los fuegos artificiales, mejor.

Y es que Madrid es una ciudad tan apasionante, loca y llena de vida que es difícil resistirse a los encantos de, qué se yo, una hermosa argentina. Con ese acento tan sensual y ese vocabulario tan evocativo, realmente me la chufla si no es gata. En la cama, desde luego, puede ser todo lo gata que ella quiera… ¡miau! 😻

📰📰 ¿Por qué no nos das un pulgarcito hacia arriba en Facebook? 😉📘

Mi caña y mi jamoncito con una Sugar Baby de Madrid

¡Ay! Ya que estamos, me gustaría contarte una historia que me pasó con una madrileña. Me fui con ella de tapeo y no veas como comía la tía… se comió todo el jamón y se bebió la cerveza de un trago. Yo alucinaba porque yo tenía hambre y quería comer algo, pero no me dejó ni los restos. Después hicimos el amor apasionadamente en mi apartamento y demostró que el hambre no se le había saciado. Ahí sí que comí, ¿ves? Ñam, ñam.

Después fuimos a tomar chocolate con churros, aunque con mi churri ya tengo churros para rato… pero la cuestión es que ella se pidió un café con leche y una tostada con aceite… y lo que vi me dejó alucinado. ¡Resulta que esta Sugar Baby de Madrid mojó la tostada con aceite en el café con leche ahí a lo loco, mezclando lo salado con lo dulce! Jamás había visto algo así 👽

Cómo reconocer a una chiqui de la capital

Pues mira, si buscas a una chiqui madrileña denominación de origen, en Madrid lo vas a tener difícil. Aquí hay de todo, de todas partes, de todas las orientaciones y de todos los colores. Menudo abanico molón que tenemos en la capi. Ahora bien, si quieres una gata que te dé esos mimos que tanto necesitas, hay un pequeño truco.

💖 Todas y todos los madrileños pueden dar el braguetazo en SugarDaters 🍨

Dicen que las Sugar Baby en Madrid, las nacidas ahí y con tradición madrileña, no tienen acento. ¡Error! Sí lo tienen, lo que pasa es que no es tan marcado como, por ejemplo, el andaluz o el catalán. Esto igual lo sabes ya, ¡no sé! Pero, en vez de «es que», dicen «ej que». ¿Que no lo sabías? ¿pero dónde has estado metido todo este tiempo? Menos mal que has entrado aquí 🤘

También utilizan laísmos: dicen «la dije» en vez de «le dije». Por ejemplo: «la dije que no se hiciera una foto con las tetas al aire». ¿Ves? Soy fantástico poniendo ejemplos. También «la dije que se tapara la concha, no me hizo caso y se resfrió» y «la dije que se comiera unos espárragos y lo hizo». Ay, me encantan los laísmos 😆

¿Has salido con una Sugar Baby de Madrid y nos lo quieres contar? Pues no dudes en hacerlo aquí abajo, que para eso tenemos esto de los comentarios.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *