Sexo como Sugar Baby | Sugar Advisor

Sexo como Sugar Baby

 

sugar advisor

 

Como dice la canción, el amor es un campo de batalla. Un choque de rivales que puede durar décadas. Puede ser sangriento y brutal, pero el éxito es dulce. ¿De qué clase de batalla hablo? De la batalla sexual.

 

Vengo de una familia católica tradicional en la que la palabra “sexo” no se usa todos los días. Nadie sabía qué era el Sugar Dating y casarse de joven era una mera formalidad. Mis colegas descubrieron el sexo desde temprano, pero yo no estaba tan avanzada como ellos. Además del acto físico, el sexo significaba algo más para mí. Significaba pasión, química y deseo; la conexión entre dos personas llena de respeto y sinceridad. Así que tomó un tiempo encontrar al hombre correcto.

En los siguientes años, empecé a descubrir mi sexualidad, pero también me llegaron sonidos extraños desde el mundo exterior. Creo que la gente joven se ha acostumbrado a tener relaciones sexuales con extraños. Mis ideales se han ido derrumbando con cada año que pasa. El sexo se volvió la comida de nuestro cuerpo, no de nuestra alma –no estoy protestando al respecto, sino sólo haciendo la observación. Así que decidí declarar la guerra al consumismo sexual. Suena muy simpático, ya lo sé.

 

Durante mis pausas entre un Sugar Daddy y otro, hice un experimento. Salí con 10 hombres que se veían razonables y no demasiado desesperados. Su misión era resistir 5 citas sin actividad sexual. Éste no es un número exacto, pero creo que después de ese número puedes sentir que conoces a alguien. Los besos no contaban como actividad sexual. Los resultados son los siguientes.

Todas las primeras citas fueron exitosas. Los hombres aceptaron mi propuesta motivados por hacer una buena impresión. Incluso dijeron estar emocionados por el desafío. Las segundas citas fueron emocionantes para conocer a mis parejas y concluyeron con un beso obligado. Si no los besas, piensan que eres fría o difícil. Así que si quisieron, los besé.

Las terceras citas siempre son una mezcla de sentimientos. Los besos son tentadores y la atmósfera es romántica. Pero a ellos les gustaría ir más lejos, por supuesto. Muchas veces les quité las manos de mis senos al final de la tercera cita. No tiene nada de malo. Están siguiendo sus instintos de caza, es un gol casi anotado. La impaciencia se despierta y el deseo no lo deja en paz. Pero en ese momento, debería de considerarme como ser humano, en lugar de enfocarse en sus necesidades físicas. No debería considerarme un objeto sexual. Su interés en mi personalidad, mis planes y mis sueños es lo que va a hacer que me abra (metafóricamente).

Muchos no llegaron a la cuarta cita. Perdieron el interés. Repentinamente, les surgió trabajo o un viaje de negocios. No he oído nada de ellos desde entonces. Muchas mujeres dirían ahora “No era lo suficientemente bueno para ti” o “No te preocupes, hay otros peces en el mar”. Y, no es que esté preocupada, pero me asusta que si algo no se presenta en una charola de plata, no es interesante. Se acostumbraron a un acto físico fácil y rápido. Es más fácil encontrar a otra que luchar por ello. Les falta perseverancia.

 

El resultado final fue que seis de ellos se dieron por vencidos después de la tercera cita y tres, después de la cuarta.

Los números hablan por sí mismos, ¿no crees? No cedas tan fácilmente al sexo como Sugar Baby. Recuerda que nadie es dueño de nadie más. Siempre debe existir respeto en una pareja.

 

Sinceramente tuya,

Sugar Advisor

 

Siempre puedes escribirle a Oliwia en sugaradvisor@sugardaters.com o mandar un mensaje directo a @SugarAdvisor en Facebook.

Si este texto sobre el Sexo como Sugar Baby te pareció interesante, dale un ‘me gusta’ a Sugar Advisor en Facebook, y no se te olvide estar en contacto con nosotros en Instagram,  Facebook MéxicoFacebook España y como SugarDaters en Snapchat.

 

Puedes encontrar la versión original de Sexo como Sugar Baby en inglés aquí.

 

sugardaters mexico sugardaters españa

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *